La transición necesaria de la industria del cannabis a las energías renovables.

cannabis

La energía solar ofrece una alternativa rentable a los combustibles fósiles para los cultivadores de cannabis legal. 

La integración de paneles solares le permitiría a los productores de cannabis legal disfrutar de una significativa reducción en los costos de energía, además de contribuir a reducir significativamente su huella de carbono.

En nuestro país, en el futuro inmediato la industria sanjuanina apunta al desarrollo de energías renovables a partir de la fabricación de paneles solares. En Pocito, se construye la fábrica integrada de lingotes de silicio solar, obleas y celdas cristalinas, y paneles solares fotovoltaicos de 71 MW de producción anual donde se llevarán a cabo una serie de proceso que van desde la fundición del silicio grado solar (materia prima), pasando por la obtención del lingote monocristalino, el procesado del mismo y la obtención como producto final de las obleas de silicio denominadas wafers.

A nivel internacional en Colombia por ejemplo, hay altas expectativas de que convierta en uno de los principales productores y exportadores de insumos y medicamentos a base de cannabis legal. El país podría ser un mercado global que alcance los 146.000 millones de dólares para el año 2025, según un informe de Grand View Research. Esta perspectiva de crecimiento para la naciente agroindustria del cannabis legal en Colombia se enmarca, necesariamente, en una agenda ambiental dominada por la preocupación sobre el cambio climático.

El cultivo del cannabis legal además podría contrarrestar el calentamiento global, representa una alternativa ya que permite sustituir materiales derivados de la explotación forestal y se puede producir combustible de excelente calidad a partir de su biomasa.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp